Dirección Tel. 38043934 Correo

Deshidratación Infantil

¿Cuándo acudir al hospital en caso de deshidratación infantil?
Todos los días nuestros líquidos corporales disminuyen (agua y otros líquidos) mediante la orina, sudor, al comer y beber, reemplazamos los líquidos que perdemos. Generalmente, el cuerpo equilibra cuidadosamente estos procesos, de modo que reemplazamos la misma cantidad de agua que perdemos. Ciertos minerales, como el sodio, el potasio y el cloro, también están involucrados en el mantenimiento de un equilibrio de líquidos saludable.
La deshidratación ocurre cuando la cantidad de líquido que sale del cuerpo es mayor que la que entra. Esto puede suceder cuando un niño no bebe una cantidad suficiente de líquido o cuando pierde más líquido corporal que lo habitual. El desequilibrio provoca la deshidratación.
La deshidratación puede ocurrir lenta o rápidamente, según la manera en que se pierda el líquido y la edad del niño. Los niños pequeños y los bebés tienen más probabilidades de deshidratarse porque sus cuerpos son más pequeños y tienen menores reservas de líquidos. Los niños mayores y los adolescentes pueden resistir mejor los desequilibrios de líquidos.
Causas de deshidratación
*Las causas más comunes de deshidratación son:
*Escasa ingesta de líquidos durante una enfermedad;
*Pérdida de líquidos a causa de diarrea y/o vómitos.
Los niños sanos pueden vomitar o tener heces blandas de vez en cuando sin

deshidratarse.
Sin embargo, la deshidratación puede ocurrir de manera repentina y ser muy peligrosa, especialmente en el caso de los bebés y los niños pequeños. Si los niños vomitan, tienen heces acuosas y no son capaces de beber, pueden perder líquidos rápidamente y enfermarse mucho.
Signos y síntomas comunes de deshidratación
Su niño puede presentar uno o más de los siguientes síntomas:
Desasosiego, somnolencia, irritabilidad;
Piel fría o sudorosa;
Bajos niveles de energía, por lo que parece muy débil o flojo;
Ausencia de lágrimas al llorar;
Boca y/o lengua secas y pegajosas;
Ojos hundidos o la zona blanda (fontanela) de la cabeza del bebé hundida;
Menores cantidades de orina, ausencia de orina durante 8 a 12 horas u orina de color oscuro.

Recuerde siempre tener a la mano el teléfono del hospital para atención médica si es requerida.

¿Cuándo solicitar asistencia médica?
Comuníquese con el pediatra si:
su niño se niega a beber la solución oral de rehidratación;
su niño tiene vómitos persistentes.
Lleve a su niño al servicio de urgencias más cercano, si:
su niño parece no recuperarse o se deshidrata más;
hay sangre en la diarrea o el vómito, o el vómito se torna de color verde;
su niño tiene un dolor que usted no puede tratar con facilidad o que no le permite beber una cantidad suficiente de líquidos;
la diarrea dura más de 10 días.
Puntos clave
Los bebés y los niños pequeños corren un mayor riesgo de deshidratarse.
El tratamiento precoz y apropiado puede evitar la deshidratación.
Los niños con deshidratación leve pueden controlarse en su propia casa.
Los niños con deshidratación moderada a grave deben visitar a un médico.